¿El proceso de granallado contamina?

     

Durante el proceso de granallado se generan polvos que, de no ser aspirados correctamente, pueden ser peligrosos y dañinos para la salud, además de contaminar y ensuciar el ambiente de trabajo. Además generan un sistema ineficiente, encareciendo significativamente los costos, al afectar seriamente el desgaste de la máquina granalladora, la efectividad del tratamiento y el consumo de granalla.

La solución a estos problemas es la implementación de colectores de polvos, cuya finalidad es precisamente retirar de la cabina de granallado y del abrasivo circulante el polvo generado durante el proceso. El colector de polvos más utilizado es el de cartuchos de papel, ya que además de retirar el polvo de la máquina mantiene las áreas adyacentes a la misma limpia y libre de contaminación.

Una inadecuada limpieza implica presencia de polvos en la zona próxima a la máquina y de contaminantes finos en la mezcla de abrasivo de operación. Por esta razón, la correcta selección de la aspiración se convierte es un aspecto inevitable e indispensable para la salud del operario y del ambiente de trabajo, además de poner en juego la eficiencia del proceso y los costos de producción.

Cym Materiales cuenta con la más basta línea de aspiración para el granallado y pone a su disposición toda su experiencia en el rubro para asesorarlo en la implementación de sistemas de aspiración hechos a su medida, logrando procesos eficientes, con menores costos y seguros para la salud y el ambiente.