¿Qué es el Mix Operativo en un proceso de granallado?

Abrasivos-granalla-arenado-cym      

En todo equipo de granallado donde el abrasivo se recicla constantemente, si pensamos que la granalla de acero dura entre 2500 a 5000 ciclos, los sucesivos impactos contra las piezas a tratar producen un continuo desgaste y consiguientemente una continua disminución del tamaño de las partículas, hasta su pulverización. En equipos con Sistema de Limpieza, correctamente regulado, cuando el tamaño de partícula sea  inferior al requerido para un trabajo eficiente, será descartada como residuo.

Se denomina MIX OPERATIVO a la mezcla de abrasivo que tras haber circulado dentro de la máquina y haber atravesado el Sistema de Limpieza, queda otra vez lista para ser impulsada por la boquilla o turbina de granallado e iniciar así un nuevo ciclo de trabajo.

El Mix Operativo contiene partículas de tamaños diversos que van desde el tamaño nominal de granalla nueva, hasta partículas de un diámetro tal que contribuya a realizar el trabajo de granallado. Este tamaño mínimo se llama punto de corte, cualquier partícula de menor tamaño que el Punto de Corte, será descartada del sistema.

El siguiente es un gráfico muy utilizado en granallado, y representa el porcentaje de granalla por tamaño encontrado en la Mezcla Operativa de un sistema en particular comparado con la distribución de la misma granalla 100% nueva.

Para cada tipo o tamaño nominal de granalla nueva que se utilice en un equipo, se formara un mix operativo diferente. La distribución por tamaño de partículas de una Mezcla Operativa depende directamente  tanto de la forma de adición de granalla nueva al equipo como  de la regulación del Sistema de Limpieza.

Las partículas grandes en el Mix Operativo son controladas por la adición de granalla nueva y las partículas chicas son controladas por el sistema de limpieza.

Recuerde: nunca adicionar más del 10% de granalla nueva del volumen total de la tolva de almacenamiento.  En contraposición,  un largo período sin adicionar granalla nueva dejaría la mezcla operativa con partículas muy finas, desbalanceando el sistema.

Una mezcla operativa constante se logra con:

  • Una correcta regulación del sistema de limpieza (punto de corte).
  • Adiciones periódicas de granalla nueva no mayores al 10% del total de abrasivo que posee el equipo.

Para más información por favor comunicarse a info@cym.com.ar o al teléfono +54 341 4901100, y nuestros departamentos de ingeniería o ventas lo asesorarán en todo lo relacionado con equipos, procesos, acabados, producciones y automatizaciones de equipos de granallado.